Calzado para comenzar con buen pie el cole

nens

A menudo nos vemos en una verdadera encrucijada cuando llega el momento de comprar calzado para nuestros hijos. Uno de esos momentos es cuando los niños empiezan el cole.

Me llamo Jaume Subirana y soy padre de cuatro hijos. Mi profesión es podólogo y ¡me encanta!.

Por si os sirve os dejo aquí un pequeño análisis de cómo analizo un calzado antes de adquirirlo:

  1. Que sean ligeros.
  2. Que no tengan la suela plana. Debe tener talón y la punta del calzado debe estar levantada unos pocos grados, lo que se llama “quebrante de puntera”. La suela no debe ser nunca lisa ya que no proporcionará ningún tipo de adherencia con el suelo.
  3. Que tengan contrafuerte y protección en la punta (les encanta chutar todo lo que se les pone en su camino).
  4. Debe flexionar por la parte de los metatarsos, eso es ⅔ por delante del zapato.
  5. El modo de atar debe ir predeterminado por la edad del niño: velcro, cordones,…
  6. El número de cada fabricante puede variar, así que hay que probar los zapatos en la tienda. Hay que probar los dos. Hay que hacer andar al niño y debemos ser nosotros los que valoremos si le encajan correctamente. El niño solo se fijará en el color o si son de la Patrulla Canina.

Voy a detenerme en este apartado ya que creo es muy importante. La mejor técnica y más sencilla para escoger el número apropiado es la que ya usaban nuestros ancestros: con el zapato puesto, le pedimos al niño que eche el pie hacia delante y debería caber nuestro dedo índice por detrás del zapato. Si nos pasamos de esta medida el niño va a notar que el pie se le mueve por dentro del zapato y lo que hará de manera irracional es hacer garra con los dedos para buscar la estabilidad que el zapato no le ofrece. Por otro lado, si el calzado le va pequeño le podemos provocar también una garra de dedos pero en este caso por presión.

Poco más familias, como podéis ver, tiene que predominar el sentido común. Un buen calzado es aquel que no se nota.

Tornar a Bloc